Wonka: El Origen del Rey del Chocolate

0

Desde la primera vez que tuvimos la oportunidad de ver a Timothy Chalamet, su aura de Johnny Depp joven nos sorprendió. Pensábamos: ¿no sería genial verlo como Edward manos de tijera? Y nuestras plegarias fueron escuchadas, aunque solo en forma de un comercial para televisión.

Este año se le presentó la oportunidad de interpretar otro papel al estilo de Johnny en Wonka, la historia del mejor chocolatero del mundo, pero esta vez, sin ticket dorado ni Charlie; no, esta vez es solo Willy y su sueño de convertirse en el número uno.

“Wonka” es la tercera película del personaje que apareció por primera vez en los libros y luego fue llevado a la gran pantalla. El primero en interpretarlo fue Gene Wilder en 1971, y luego Johnny Depp en 2005, y ahora Timothy, quien, a diferencia de los dos anteriores, nos presenta una versión más joven, una versión pre-fábrica de chocolate cuando Willy no tenía nada más que su ambición y su talento.

Lo primero que tenemos que establecer es que esta cinta es un musical, tal y como lo anuncian desde la primera escena. Como tal, tiene elementos de musicales clásicos, como la escena de los globos, que parece salida de “Mary Poppins”. La historia de Noodle, la señora Scrubbit y Bleacher, fue tomada directamente de “Les Misérables”, al igual que los personajes de los Thenardier y Cosette, entre otras referencias que podemos encontrar al “Mago de Oz” y muchos otros clásicos.

Uno de los elementos más llamativos de la cinta es que, a pesar de no ser una película navideña, “Wonka” transmite esa sensación de festividad, como si fuera una novela de Dickens. Desde el vestuario, los escenarios y las canciones, hasta el mensaje final de compartir con las personas importantes para ti.

Chalamet hace un gran trabajo como Willy Wonka. Tiene elementos de David Tennant en “Doctor Who”; es un Wonka enérgico, optimista y confiado, todo lo contrario al desconfiado y decepcionado de la humanidad que hemos conocido anteriormente.

El resto del elenco es sólido. Keegan-Michael Key es muy bueno como uno de los alivios cómicos, ya sabiamos que puede cantar desde la serie musical “Schmigadoon!” y aqui aqui volvio a demostrarlo, pero los que más se destacan son, obviamente, la ganadora del Oscar Olivia Colman y Paterson Josep h quien interpreta al señor Slugwoth, ambos con sus expresiones y manerismos crean momentos muy divertidos.

Otro que tenemos que mencionar es el hombrecito naranja de pelo verde interpretado por Hugh Grant. Realmente es una interpretación distinta, un Oompa Loompa más sofisticado a lo que estamos acostumbrados, y sus interacciones con Wonka son geniales.

El diseño de producción es muy bueno, y sí, por momentos sentimos que estamos en un set, pero eso es algo que tienen casi todos los musicales. Ya es parte de su naturaleza hacer que el público se sienta en ese pequeño mundo, muchas veces mágico, como es el caso de “Wonka”, y otros no tanto (¿quién dijo “Cats”?).

No podemos concluir sin hablar de la música. Después de todo, es un musical, y sí, las canciones son buenas. Incluso rescatan “Pure Imagination” una de las canciones de la cinta original, pero aún así, el filme carece de una canción grande, algo comercial y de impacto, como “Supercalifragilisticexpialidocious”, “One Day More”, o “A Whole New World”; un tema que pueda volverse icónico.

Paul King ha demostrado que es un gran director y que pude manejar proyectos fantasticos como “Paddington” y ahora “Wonka”.

En conclusión, “Wonka” es una experiencia divertida para disfrutar en familia. Una cinta llena de música y alegría, con muy buenas actuaciones, que tiene la oportunidad de convertirse en un clásico navideño al que todos regresen cada año durante las fiestas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *